Una preparación a base de bicarbonato para tener un rostro de porcelana más joven y sin arrugas

Belleza 38954 Visitas

Son muchas las cremas en el mercado que prometen conseguir una piel más joven, pero la verdad no aporta los resultados esperados. Por suerte, la madre naturaleza nos regala ingredientes como el conocido bicarbonato para tener un rostro de porcelana más joven y sin arrugas.

Conservar con el pasar del tiempo un rostro joven es el sueño de cualquiera, incluso no solo de las mujeres. Para conseguir ese rostro joven por más tiempo se necesita mucho cuidado y sobre todo dinero. La cuestión está que no todos cuentan con el dinero para mantenerlo conservado.

Hoy en día el rostro es la tarjeta de presentación, y la piel es lo primero en notarse. Por tal razón amerita cuidarse desde temprana edad para no revelar los años exacta.

El paso de los años, la mala alimentación, más la acumulación de radicales libres, son unos de los muchos factores que provocan el envejecimiento prematuro. Además, las imperfecciones, acné, manchas pecas y las odiadas arrugas hacen reflejar una piel maltratada y más vieja.

Una Preparación A Base De Bicarbonato Para Tener Un Rostro De Porcelana Más Joven Y Sin Arrugas

Por lo general en las tiendas se pueden llegar a conseguir muchos cosméticos de belleza que prometen eliminar todo rastro del tiempo. Sin embargo, en la mayoría de casos no se obtienen los resultados deseados a pesar de sus costosos precios.

De tal modo que si quiere prevenir el deterioro temprano de la  piel, es esencial cuidarla, lo que supone a limpiarla con regularidad, y mantenerla bien hidratada. De este modo, se mantendrá el rostro saludable y joven por mucho tiempo que nadie adivinará tu edad exacta.

Si deseas acabar de una vez por todas con esas manchas, arrugas y pecas, tienes que preparar este increíble remedio natural, eficaz y sencillo de preparar. Solo necesitas unos simples ingredientes y constancia en la aplicación para que consigas los resultados esperados.

Solamente tienes que realizar en casa una simple mascarilla con dos ingredientes esenciales. Al aplicar este tipo de mascarillas vas a olvidar todos los problemas de tu piel rápidamente de forma natural y económica.

Ingredientes necesarios:

  • Bicarbonato de sodio
  • Aceite de coco

Las cantidades van a depender tus necesidades, si piel sensible, usa dos medidas de aceite de coco para cada bicarbonato de soda. En caso que cuentes con una piel  sensible, usa dos medidas de aceite de coco para cada bicarbonato de soda. Si deseas exfoliar la piel, solo debes usar ambos ingredientes por igual.

Preparación de la mascarilla:

En primer lugar, añade ambos ingredientes en un recipiente anteriormente esterilizado. Luego, con ayuda de una cuchara de madera mezcla muy bien ambos ingredientes hasta que consiga una mascarilla homogénea.

Modo de uso

En la noche, aplica la mascarilla con el rostro con el rostro limpio. Con ayuda de la yema de los dedos, aplica un poco de la mascarilla y realiza un masaje circular suave.

Cuando extienda muy bien la mascarilla,  la deja actuar durante unos 10 minutos por lo menos. Al pasar el tiempo correspondiente, remueva con abundante agua tibia.

Luego, lave el rostro con abundante agua fría para cerrar los poros. Si usas esta mascarilla te vas a sorprender de los increíbles resultados.

Si la aplicas por unos tres días, vas a notar como se eliminan las células muertas, se nutre la piel y eliminar los puntos más superficiales. En tal sentido que puede conseguir una piel sana y muy joven.

Recuerda compartir la información tan valiosa con tus amigos y familiares para que también se enteren.

NOTA: www.saludremedios.net recomienda encarecidamente consultar a su médico antes de tratar cualquier remedio casero o natural. La información que presentamos muchas veces está basada en experiencias positivas que nos envían nuestros usuarios o comparten en internet y por eso siempre es recomendable la opinión de profesionales de la salud antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento casero o natural.

Loading...
Compartir

Comentarios