Tratamientos caseros: gripe, colesterol, herpes labial, gastritis, acidez estomacal, tos, estrés, hipertensión, mala memoria, garganta inflamada …

Plantas medicinales 9723 Visitas

En este artículo se hablará sobre esos tratamientos de medicina popular, que muchas de las abuelas utilizaron durante toda sus vidas.

La edad media de vida ha estado disminuyendo, y no puede ser una coincidencia que estos tratamientos hayan sido abandonados por las generaciones más recientes. Esta sabiduría ha caído en el olvido y se ha sacrificado a favor del alto consumo de fármacos industriales.

A pesar de ello, en este artículo se recuperarán para que no caigan en el olvido, y se revelarán algunos de ellos.

1. Si sufres frecuentemente aftas en la boca, intenta masticar las hojas de la planta olho da mangueiradurante unos segundos y deséchalas más tarde.

2. Para combatir la artrosis, bebe regularmente té de hojas de saúco.

3. Si tu problema es la acidez estomacal, gastritis o úlceras, es decir, problemas relacionados con el estómago, pela la piel de la patata. Ralla la papa y exprime su líquido. Después de cepillarte los dientes, toma una cucharada de este líquido durante un máximo de un mes.

4. En caso de que quieras perder kilos de más o disminuir los niveles de colesterol, corta una berenjena en rodajas con la cáscara. Ponlas en remojo en un litro de agua, y colócalas en el refrigerador durante la noche. Retira las rodajas de berenjena por la mañana y reserva el líquido. Añade el zumo de dos limones y bébete esta mezcla durante todo el día, durante un periodo de un 30, 40 o 60 días, como máximo.

5. La diabetes es un problema complicado. Para disminuir los síntomas, haz un té con ochenta gramos de raíz de Ortiga con un litro de agua. Bébelo durante el día.

6. Para el dolor en el hombro, ralla el carozo de un aguacate y colócalo en alcohol durante 10 días. Masajea tu hombro con esta mezcla.

7. Muchas mujeres sufren dolores de cabeza y jaquecas. Para prevenir la migraña matutina, hierve una cáscara de naranja y tómate la infusión. Si sufres de migraña por la tarde, bebe té de boldo. Si la migraña es causada por una resaca, bate una rodaja de sandía, cuélala y toma su zumo. Para el problema del dolor de cabeza, pon los pies en agua con hielo durante un minuto. Pero si los dolores de cabeza son causados por la tensión premenstrual, bate la pulpa de melón con sus semillas, cuélalo y toma dos vasos al día.

8. En la actualidad, el estrés puede ser un problema grave. Para combatirlo, come una manzana en el desayuno o la merienda. También puedes hacer té con la piel de esta y beberlo antes de acostarte. Otra opción es caminar de cinco a 15 minutos, descalzo en el césped o en el suelo.

9. Para los fibromas y la relajación de los músculos, mastica la cáscara seca de la naranja.

10. Para los forúnculos y las hemorragias, coloca un pedazo de cebolla cruda en el forúnculo y fíjalo con cinta adhesiva. Cuando te cortes, cocinando, por ejemplo, masajea la lesión con cebolla cruda. En el sangrado de la nariz, inhala este pedazo de cebolla cruda.

11. Con la garganta inflamada, haz gárgaras con zumo de piña, mezclado con un poco de sal.

12. Sufriendo de gripe o neumonía, hornea plátanos en tu horno, coloca canela al gusto y cómelos en el desayuno.

13. Para pacientes hipertensos, aquí hay un consejo útil. Tritura tres dientes de ajo, y colócalos en una taza con agua y zumo de limón. Toma la mezcla durante la mañana. Repite el proceso cuando llegue la noche y en los días siguientes.

14. En caso de mala circulación, pon los pies en agua caliente durante cuatro minutos, y luego en agua fría durante un minuto, y así sucesivamente.

15. Al mezclar arcilla, consuelda, miel y jugo de zanahoria, y aproximar esta mezcla a un centímetro de tu cara, estarás combatiendo las espinillas y las verrugas.

16. El té de romero combate la pérdida de memoria y el té de jengibre con canela, el metabolismo lento.

17. Para la osteoporosis, toma jugo de pepino, y para problemas renales, té de hojas de aguacate.

18. Cuando padeces de sarampión, prepara té con flores de saúco.

19. Si sufres de tos, como es muy común, bate una zanahoria, cuélala y añade miel. Lleva a ebullición hasta que se convierta en jarabe. Funciona y los pequeños adorarán su dulzura. Sirve una cucharada tres veces al día.

Para mejorar el bienestar general, las abuelas todavía dejaron trucos muy simples pero muy eficientes, como:

  1. Ducharse con agua fría;
  2. Beber, por lo menos, 3 litros de agua al día;
  3. Evitar el microondas;
  4. Utilizar en tus recetas tantas verduras y frutas frescas como sea posible;
  5. No adicionar azúcar o edulcorante a ninguna receta o plato.
  6. Manter una dieta lo más regular posible.

Importante: Los datos expuestos en este artículo no sustituyen a la consulta de un médico. Por lo tanto, dado que cada organismo es distinto y puede reaccionar de manera diferente ante el mismo método, es mejor que consultes con tu doctor si puedes poner en práctica los consejos de las abuelas para evitar algún efecto secundario en tu caso.

Compartir

Comentarios