¿Por qué es mejor utilizar el bicarbonato de sodio en lugar de jabón a la hora de lavar la zona íntima?

Salud 4849 Visitas

¿Para qué sirve el bicarbonato de sodio?

El bicarbonato de sodio es un compuesto que, si se usa con responsabilidad tiene efectos beneficiosos para el organismo.

Sí, el bicarbonato tiene muchos usos que resultan beneficiosos para la salud, para las plantas y hasta para limpiar cualquier superficie.

Pero debe tener cuidado, el abuso de los remedios caseros que contienen bicarbonato puede causar envenenamiento.

Y, además, para las personas que padecen gastritis o problemas de colon sería mejor evitar tomar este tipo de remedios, ya que el bicarbonato produce gas carbónico y este, a su vez, es responsable de la inflamación de los tejidos.

Esta característica del bicarbonato también lo ayudará a comprobar si este elemento está caducado o no: si no se produce efervescencia, entonces no sirve.

El bicarbonato se produce de manera industrial y su fórmula química es NaHCO3, la cual debe tener presente antes de mezclar con cualquier otro compuesto o elemento que no sea vinagre o limón.

Para la salud

La bióloga Juliana Reyes explica que el uso más conocido del bicarbonato es como limpiador dental, pero también puede resultar excelente para aliviar problemas estomacales si lo mezcla con limón y agua. Lo importante no consumirlo en exceso. El bicarbonato también sirve como:

Exfoliante: basta con mezclar tres cucharadas de bicarbonato en un cuarto de vaso de agua. Frote de manera circular y enjuague.

Desodorante: ya sea disuelto en agua o aplicado directamente en la zona, el bicarbonato es efectivo para controlar el olor corporal.

Descansar los pies: en agua tibia se agregan tres cucharadas de bicarbonato de sodio. Se pone en los pies, se frota y se deja por un rato. Si se agregan unas gotas de aceite de lavanda, los pies permanecerán descansados.

Suaviza la piel: el bicarbonato actúa como sal de baño y neutraliza los ácidos de la piel, liberándola de toxinas. Basta con agregar dos cucharadas de bicarbonato y media taza de vinagre al agua y aplicarla en la piel para sentirla más suave.

Remueve astillas de la piel: en un vaso con agua agregue una cucharada de bicarbonato de sodio, sumerja allí la zona con la astilla dos veces al día.

Elimina los puntos negros: limpia los poros obstruidos por la grasa si se mezcla una cucharada con un poco de leche y se aplica sobre la zona. Tras 15 minutos, enjuagar con agua tibia.

Elimina la grasa del cabello: se mezcla una cucharada con su champú habitual y se deja actuar. Se enjuaga con agua fría. Para mantenerlo saludable, puede mezclarlo con vinagre.

Alivia el picor producido por algunas infecciones urinarias y en la piel: basta con beber un vaso de agua con una cucharada de bicarbonato, que equilibra los ácidos producidos por este tipo de enfermedades. Sin embargo, no es una cura, debe acudir al médico.

Compartir

Comentarios