Esta receta fue hallada en la biblia; revela que una sola hoja cura más de diez enfermedades

Recetas caseras 7048 Visitas

Es usual que solo nos preocupemos por nuestra salud cuando ya nos vemos enfermos, es ahí cuando acudimos a diferentes recetas en busca de ayuda, sin embargo, muchos de los medicamentos que usualmente consumimos no son totalmente buenos para nuestra salud, o bien contienen beneficios que podríamos encontrar de forma natural.

Es importante reconocer los beneficios que nos da la naturaleza en cuanto a la salud, ya que si prestamos atención podríamos mantenernos sanos sin necesidad de acudir a un médico en último momento cuando ya nos vemos muy graves

Es cierto que, es mejor prevenir que lamentar, y es en ciertas recetas muy simples y al alcance donde podríamos encontrar la prevención a enfermedades graves, aun así, la naturaleza nos otorga beneficios para enfermedades que ya padecemos.

Te traemos una de esas recetas simples, y naturales, te sorprenderán los beneficios que puedes obtener de ingredientes tan simples y que puedes conseguir sin mucho esfuerzo, te invitamos a leer esta información y encontrar una alternativa natural para cuidar de tu salud.

¡Una receta natural que podría curar muchas enfermedades!

Receta a base de hojas de oliva: para realizar esta poderosa receta necesitarás 150 hojas de oliva aproximadamente, y un litro de agua. (Serán un litro de agua por cada 150 hojas) te recomendamos cerciorarse de que las hojas estén muy frescas. Procederán a limpiar cuidadosamente las hojas dejándolas en agua con bicarbonato durante un rato y posteriormente dedicándote a lavar cada una de ellas.

Es hora de colocar las hojas dentro de una olla junto con el litro de agua para proceder a hervirlas, una vez que lleguen a punto de ebullición, baja la llama y déjalo así unos minutos más. Deja reposar, y luego cuela el agua separándose de las hojas. Puedes proceder a conservar esta agua en una botella para guardarlo en la nevera.

¿Cómo lo debes consumir?: puedes tomar una cucharada de este líquido antes de cada comida 3 veces al día, si el sabor te resulta muy desagradable puedes diluirlo con un poco más de agua, pero te recomendamos que seas valiente y lo consumas puro.

Esta preparación ayuda con muchas enfermedades, como por ejemplo; La neumonía, gonorrea, diarreas, herpes, dolores en las articulaciones, problemas en riñones, anemia, tuberculosis y hepatitis B. ¿Qué esperas para probarlo? Anímate a hacer esta fácil receta parte de tu rutina y te aseguramos buenos resultados.

NOTA: www.saludremedios.net recomienda encarecidamente consultar a su médico antes de tratar cualquier remedio casero o natural. La información que presentamos muchas veces está basada en experiencias positivas que nos envían nuestros usuarios o comparten en internet y por eso siempre es recomendable la opinión de profesionales de la salud antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento casero o natural.

Loading...
Compartir

Comentarios